Bolsas en Asia suben por tercer día, mientras que el euro pierde terreno

Las bolsas en Asia terminaron al alza por tercera sesión consecutiva empujadas por las acciones tecnológicas, aunque el euro cedía contra el dólar por la falta de certezas acerca de que la crisis fiscal de Grecia se resolverá sin ayuda de la Unión Europea.

Las dudas sobre la resolución de Grecia para enfrentar su enorme deuda han aumentado de cara a la segunda venta de deuda soberana del país en el 2010, que se realizará este mes.

El temor sobre la capacidad de algunos países europeos para financiar sus requerimientos de crédito cada vez mayores ha restado atractivo a los activos de riesgo en lo que va del año, aún cuando la recuperación económica global parece ir bien encaminada en términos generales.

Una menor volatilidad en los mercados financieros y comentarios optimistas de SanDisk, el mayor fabricante de tarjetas de memoria flash NAND, impulsaron a los mercado asiáticos con fuerte componente tecnológico, como los de Corea del Sur y Taiwán.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró un 0,5 por ciento al alza.

La fortaleza del sector tecnológico contrarrestó la debilidad en Astellas Pharma Inc, que cedió un 2,1 por ciento tras lanzar una oferta de adquisición de 3.500 millones de dólares por la firma estadounidense OSI Pharmaceuticals.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas subía un 0,73 por ciento, con el sector de tecnología informática exhibiendo el mejor desempeño en la jornada, con un alza del 1,6 por ciento.

Tras desplomarse un 14 por ciento en el mes hasta el 8 de febrero por la inquietud sobre la recuperación global y Grecia, el índice ha recortado casi la mitad de sus pérdidas, con los asesores de fondos internacionales reconstruyendo lentamente su exposición a la región.

El índice Hang Seng de Hong Kong, uno de los favoritos entre los inversores extranjeros por su exposición a China, cayó un 0,72 por ciento, impulsado por una caída del 6,9 por ciento en las acciones de HSBC luego de que reportó decepcionantes resultados en el 2009.

El euro retrocedía un 0,1 por ciento, a 1,3535 dólares, alrededor de un centavos por encima de los mínimos de nueve meses tocados en febrero, mientras que el índice del dólar subía un 0,37 por ciento contra una canasta de monedas.

La libra esterlina seguía cayendo y se negociaba a 1,4898 dólares tras haber tocado un mínimo de 10 meses el lunes, golpeada por los temores en torno a una elección en Gran Bretaña en la que ni los conservadores ni el Partido Laborista alcanzarían una mayoría parlamentaria.

El cobre caía tras tocar máximos de cinco semanas la sesión previa al disiparse parte de la preocupación sobre el abastecimiento proveniente de Chile luego de que varias minas reiniciaron sus operaciones tras el violento sismo del sábado.

Los futuros del cobre en Shanghái cayeron casi un 2 por ciento y en Londres los precios retrocedieron más de un 1 por ciento, arrastrando al resto de los metales básicos al focalizarse los inversores en la lenta recuperación de la demanda global.

El petróleo casi no mostraba variaciones y se negociaba a 78,71 dólares por barril, limitado por pronósticos de crecimiento en los niveles de los inventarios de crudo y gasolina en Estados Unidos.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta