Se mantiene la presión vendedora en el IPSA

El principal indicador accionario local opera con una caída sobre el 1,5% testeando en estos momentos el importante piso de los 3.700 puntos, que mantiene el sesgo al alza de corto plazo en el IPSA. El doble techo visto en niveles de 3.870 puntos da fuertes señales de debilidad en las cotizaciones del IPSA, que serían confirmadas si el índice bursátil local cae con fuerza bajo niveles de 3.700 puntos, lo que agregaría momentum a nuevas caída y podría llevar al IPSA a buscar el próximo nivel de soporte en niveles de 3.500 puntos. Por su parte, los indicadores técnicos MACD y estocásticos se encuentran a la baja sin dar señales de recuperación y con espacio aún para caídas mayores.

Deja una respuesta