Inquietud por Europa golpea a euro, datos China impulsan crudo

El euro y la libra esterlina estaban bajo presión el miércoles debido a renovadas preocupaciones sobre los problemas fiscales de Europa, pero el petróleo y el cobre subieron impulsados por sólidos datos de exportaciones e importaciones en China.

Las bolsas de Asia se mantenían cerca de máximos de seis semanas gracias a que los fondos extranjeros seguían fluyendo a mercados como Japón, Corea del Sur e India, con datos indicando que los fondos de mercados emergentes reportaron una tercera semana consecutiva de flujos de ingreso positivos.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas trepaba un 0,39 por ciento, cerca de un nuevo máximo en seis semanas debido a que la actividad renovada de fondos de cobertura incrementó la volatilidad en los mercados de la región.

Impulsado por las compras de inversores extranjeros, el referencial ha avanzado más de un 11 por ciento desde que tocó un mínimo de cinco meses en febrero por los problemas de deuda en Europa.

El índice se ha recuperado de sus pérdidas del año hasta la fecha y se encuentra estable comparado con finales del 2009.

Datos de China mostraron que las importaciones y exportaciones durante febrero fueron mejores que las esperadas.

Eso ayudó a los precios del petróleo a revertir sus caídas más tempranas y a avanzar hacia 82 dólares el barril. Las cifras comerciales mostraron que China pasó a ser un importador neto de combustible refinado el mes pasado.

Un alza sorpresiva en las importaciones de cobre también impulsó el precio del metal rojo, con el contrato a tres meses ganando 40 dólares en el día. China es el mayor consumidor mundial de cobre.

Pero el principal índice de la bolsa de Shanghái cayó un 0,66 por ciento, con los economistas evitando atribuir demasiadas implicaciones políticas a las cifras debido al momento del feriado por el Año Nuevo Lunar y una baja base de comparación en el 2009.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró casi plano, luego de alcanzar también máximos de seis semanas en sesiones recientes, pero Toyota Motor Corp cayó un 1,4 por ciento luego de conocerse un reporte sobre un auto modelo Prius que aceleró sin control en Estados Unidos.

Esas preocupaciones golpearon al euro y la libra esterlina en las operaciones de Asia.

La moneda común europea se vio bajo una redoblada presión luego de que la agencia de calificación Fitch dijo el martes que aún tiene un pronóstico negativo sobre Portugal.

El euro cayó a un mínimo de 1,3588 dólares, antes de rebotar marginalmente para cotizar justo por debajo de 1,36 dólares.

La libra esterlina luchaba debajo de 1,5 dólares, golpeada esta semana por datos negativos, el temor sobre la calificación de su deuda soberana y la aprehensión sobre la nota de crédito de los bancos británicos.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta