Grecia recibe poca reacción del mercado tras el acuerdo

La endeudada Grecia volvió el lunes a los mercados de capitales por primera vez desde que los líderes de la zona euro aprobaron una red de seguridad financiera, pero el confuso plan de rescate contribuyó poco a reducir sus costos de endeudamiento.

La Agencia de Gestión de Deuda Pública del país (PDMA, por su sigla en inglés) encargó a cinco bancos un nuevo bono referencial a siete años, su primera prueba ante el mercado después de que los 16 países de la zona euro acordaran un mecanismo de apoyo de Europa y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Se prevé que el bono recaude 5.000 millones de euros y uno de los bancos que lo gestiona dijo que estaba en ese nivel pero que continuaba abierto.

Se prevé que el precio de la emisión se sitúe en torno al 6 por ciento si las condiciones del mercado continúan estables, más del doble que el pagado por Alemania, la mayor economía de Europa, para sus bonos a 7 años.

Los analistas dijeron que estaba en línea con lo que Grecia pagaba por el bono a 10 años el 11 de marzo, mientras sus socios de la zona euro discutían si ayudaban a Atenas.

No obstante, la tasa podría haber sido mayor si los líderes europeos no hubieran alcanzado un acuerdo la pasada semana.

Grecia, que tiene una calificación «A2» de Moody’s y «BBB+» de Fitch y Standard & Poor’s, necesita refinanciar cerca de 23.000 millones de euros en bonos -equivalente a cerca del 10 por ciento de todo su producto económico- que vencen entre hoy y finales de mayo, aunque el Gobierno podría cubrir parte de eso con sus reservas de dinero.

El jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), que ha estado callado desde que se le asignó un rol subordinado en cualquier rescate, dijo el lunes que no había una señal inmediata de que Grecia necesite ayuda.

El país, cuya carga de deuda de 300.000 millones de euros ha sacudido a los mercados, necesitará recaudar al menos 16.000 millones de euros en deuda nueva en las próximas semanas para cumplir con sus obligaciones, según el jefe de su agencia de deuda.

PDMA dijo que encargó a los bancos Alpha Bank, Emporiki Bank, ING, Bank of America Merrill Lynch y Societe Generale la emisión de un bono a siete años, su tercera sindicada del año.

La guía para el bono, con vencimiento para el 20 de abril del 2017, se situó en torno a «mid-swaps» más 310 puntos básicos, dijeron los agentes colocadores.

El actual bono referencial griego a siete años, con un cupón del 4,3 por ciento, está rindiendo un 6,01 por ciento.

EL FMI, EN SILENCIO

De acuerdo a un compromiso alcanzado por Alemania y Francia el jueves, Grecia recibiría ayuda si no fuera capaz de recurrir a los mercados y haría falta una decisión unánime de la zona euro para llevar a cabo el rescate.

Los estados de la zona euro aportarían la mayor parte de los prestamos bilaterales coordinados, algunos dijeron que dos tercios bajo las estrictas condiciones propuestas por la Comisión Europea y el Banco Central Europeo, mientras que el FMI aportaría el resto.

No obstante, los detalles clave continúan en elaboración, como el costo de los préstamos de emergencia, qué papel desempeñaría el FMI y qué sucedería con sus propias condiciones.

El notable silencio de Washington desde que los europeos acordaron buscar su implicación ha llevado a especulaciones de que el FMI o no sabe qué papel se supone que desempeñará o no le gusta que se prevea que aporte fondos pero no establezca la política.

Fuente: Reuters

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion