Grecia pide discusiones en posible paso previo a ayuda

Grecia pidió el jueves una reunión oficial con autoridades de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional, un paso que podría llevar a Atenas a obtener miles de millones de euros en préstamos de emergencia.

En una carta a la Unión Europea, al Banco Central Europeo y al Fondo Monetario Internacional, el ministro de Finanzas, Georgios Papaconstantinu, pidió iniciar las discusiones sobre “un programa multianual de políticas económicas”.

El ministro indicó que el programa “podría estar apoyado por asistencia financiera de los estados miembros del BCE y el FMI, si las autoridades griegas decidieran pedir dicha asistencia”.

Papaconstantinu no llegó a decir que Grecia, con problemas para financiar una deuda nacional que es mayor que su producción económica anual, pediría activar un mecanismo de ayuda de emergencia anunciado el pasado domingo por los gobiernos de la eurozona.

El viceministro de Finanzas negó explícitamente que la carta signifique la activación del mecanismo de ayuda.

Según este plan, los Gobiernos prestarían a Grecia hasta 30.000 millones de euros mientras que el FMI aportaría una cantidad adicional, quizá 10.000 millones de euros o más, en lo que podría ser el mayor rescate internacional jamás intentado.

El FMI dijo que enviaría un equipo a Atenas el lunes, y un funcionario del Gobierno griego añadió que la misión estaría acompañada por equipos de la Comisión Europea y del Banco Central Europeo.

El funcionario, que pidió no ser identificado, dijo que los equipos se centrarían en elementos específicos del préstamo bajo el mecanismo de ayuda, pero que la carta “no era la activación del mecanismo de ayuda”.

Un segundo responsable griego dijo: “Discutiremos el marco político del plan de crecimiento y estabilidad griego, y los puntos técnicos de la deuda”.

El plan de estabilidad, acordado con la UE este año, compromete a Grecia a duros objetivos para reducir drásticamente su déficit presupuestario en los próximos años.

Los analistas dijeron que Grecia, que se está viendo obligada a pagar tasas de endeudamiento elevadísimas en los mercados y necesitará refinanciar 8.500 millones de euros en bonos que vencen en mayo, parecía dirigirse hacia la petición de ayuda.

La noticia del envío de la carta detuvo el descenso en los precios de los bienes griegos el jueves.

Las acciones de los bancos griegos subieron más de un 4 por ciento y el diferencial del rendimiento de los bonos griegos a 10 años respecto a las notas de referencia alemanas cayó a 4,07 puntos porcentuales, desde un nivel anterior de 4,35 puntos.

Sin embargo, este diferencial sigue cerca del récord durante la crisis de 4,63 puntos, alcanzado la semana pasada.

Los Gobiernos de la eurozona dijeron que los préstamos de emergencia de tres años se concederían a una tasa de un 5 por ciento, más barato que el 7 por ciento actual de los bonos griegos a tres años. Los préstamos incluirán condiciones estrictas.

Pero cualquier decisión de ampliar la ayuda debería tomarse unánimemente, por los 16 gobiernos de la zona euro, y los mercados temen que Alemania, donde la opinión pública se opone fuertemente a ayudar a Grecia, pueda bloquear o retrasar los préstamos.

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Olli Rehn, dijo que confiaba en que Alemania actuará si fuera necesario.

“No tengo razón para dudar del compromiso alemán si la ayuda es necesaria y requerida”, dijo Rehn.

Además, descartó los temores de inversores sobre la solvencia de largo plazo de Grecia: “No habrá una suspensión de pagos”.

Pero el millonario inversor George Soros afirmó que el euro y la propia UE estaban en riesgo de dividirse si Alemania rechazaba jugar su papel tradicional vinculante del proyecto europeo común.

“Los alemanes siempre han hecho las concesiones necesarias para avanzar en la Unión Europea, cuando la gente está buscando un acuerdo. Ya no más”, dijo Soros al diario Corriere della Sera en una entrevista publicada el jueves.

“Es por eso que el proyecto europeo está estancado (…) Si no se dan los siguientes pasos para el euro, el euro perderá el control y la Unión Europea, también”, reflexionó.

Los ministros de Finanzas de la eurozona tienen previsto iniciar esta semana una reunión de dos días en Madrid donde se discutirá la petición griega, además de modos de mejorar la coordinación de políticas económicas.

Grecia prometió reducir su déficit fiscal en cerca de un tercio, al 8,7 por ciento del Producto Interno Bruto este año.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta