Ganancias de Enersis cae por débil generación

La ganancia de la eléctrica chilena Enersis, filial de la española Endesa en Latinoamérica, bajó un 39,5 por ciento en el primer trimestre por una caída del negocio de generación en Chile y Colombia, dijo el viernes la compañía.

Enersis, que genera, transmite y distribuye electricidad en Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Perú, informó de una ganancia neta de 125,9 millones de euros, que se compara con 208,2 millones de euros del mismo periodo del año anterior.

La compañía atribuyó el descenso a la debilidad en Chile y Colombia, por una menor generación hidroeléctrica y un menor consumo, que redujo en un 11 por ciento las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (EBITDA) del trimestre a 527,7 millones de euros.

El resultado de operación de las actividades de generación de Enersis cayó un 37,2 por ciento en el trimestre, dijo la compañía.

Los ingresos totales bajaron un 9,3 por ciento a 2.016,2 millones, añadió Enersis.

Enersis dijo, sin embargo, que el descenso había sido parcialmente compensado por el negocio de distribución en Brasil y por la diversificación de la compañía.

El resultado operativo de las actividades de distribución aumentó un 19,1 por ciento a 255,5 millones de euros, gracias al aumento de la demanda en Brasil y Perú, y a la incorporación de 471.000 nuevos clientes.

El grupo informó de que sus costos de operación bajaron un 2,2 por ciento a 1.149 millones de euros y recordó, tal y como avanzó la víspera, su gerente general, que planea invertir 6.000 millones de dólares en los próximos cuatro años.

“Del programa de 6.000 millones de dólares, dos tercios (se inyectarán) en mantenimiento y un tercio es expansión (…). Esa parte de mantenimiento supone incorporar unos 400.000 clientes al año”, dijo Ignacio Antoñanzas a periodistas el jueves tras una junta de accionistas.

En estos momentos los papeles de la eléctrica se encuentran testeando el fuerte nivel de soporte de los $210 que limitaría caídas mayores. Sin embargo, la acción aún mantiene un sesgo bajista mientras siga cotizando bajo la media móvil exponencial (EMA) de 55 días que actúa como principal resistencia de corto plazo. Un quiebre al alza de la EMA de 55 días en torno a la zona de los $215, podría dar un nuevo impulso alcista a la acción con un precio objetivo en la zona de los $230. Por el contrario, una caída bajo los $210 podría llevar a la acción a buscar nivel de soporte en la zona de los $190. Los indicadores técnicos se encuentran dando leves señales de recuperación, por lo que podríamos ver nuevas alzas.

Deja una respuesta