Bolsas de Asia vuelven a caer, yen estable sin intervención

Las bolsas de Asia cayeron el miércoles ante un abandono de los activos de riesgo por parte de los inversores tras datos económicos preocupantes en Estados Unidos, mientras el yen retrocedía desde máximos de 15 años por la posibilidad de que Tokio tome medidas para controlarlo.

Incluso si el Gobierno de Japón actúa en solitario para detener la apreciación del yen, los operadores son escépticos de que pueda revertir la creciente falta de voluntad entre los inversores de tomar riesgos que provocó un alza del 10 por ciento en la moneda este año contra el dólar.

El promedio Nikkei de la bolsa de Tokio cayó un 1,7 por ciento y cerró en su nivel más bajo desde abril del 2009, en medio de la decepción de los inversores por la falta de acción de las autoridades para controlar la apreciación del yen.

El yen podría tomar más impulso y las acciones podrían quedar bajo fuego si los pedidos de bienes durables en Estados Unidos y las ventas de casas nuevas en julio -que se conocerán más tarde- no cumplen con los pronósticos.

Una inesperada caída en las ventas de casas usadas reportada el martes amplió los temores de que la economía de Estados Unidos podría estar ingresando en un periodo prolongado de estanflación o incluso en una recesión.

El dólar se apreció un 0,1 por ciento contra el yen, a 84,25 yenes.

La cautela sobre el yen provino inicialmente de un reporte en el diario financiero Nikkei que decía que el Ministerio de Finanzas japonés podría considerar una venta de yenes unilateral sin la bendición de otras economías avanzadas si los especuladores siguen impulsando a la moneda nipona.

Funcionarios japoneses han expresado sus preocupaciones respecto a la apreciación del yen pero no tomaron ninguna medida, provocando que el yen recortara sus pérdidas. El dólar tocó un mínimo en 15 años a 83,58 yenes el martes en la plataforma de negocios EBS.

El Banco de Japón, al igual que otros bancos centrales, tiene pocas opciones más que lidiar con la debilidad de la economía y la amenaza de deflación tras recortar las tasas de interés a cero.

Las acciones de exportadores japoneses como Honda Motor Co, que perdieron un 3,1 por ciento, han sufrido por la apreciación del yen. La fortaleza de la moneda ha dinamitado los cálculos de muchos exportadores para todo el año y amenaza socavar sus beneficios en momentos en que la demanda global parece estar enfriándose.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas caía un 1 por ciento, a mínimos de un mes, liderado por sectores más sensibles a los ciclos de negocios, como el de productores de materias primas y el tecnológico.

Sin embargo el índice, que acumula un descenso del 4,3 por ciento en el año, se ha mantenido mejor que el índice bursátil mundial, que ha perdido un 7,2 por ciento.

El euro subía un 0,1 por ciento, a 1,2640 dólares, ignorando en gran parte la decisión de Standard & Poor’s de recortar la nota de crédito de Irlanda.

Fuente: Agencias

Deja una respuesta