Tensiones por el yuan marcan encuentro de Obama y Wen

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo el jueves al primer ministro chino, Wen Jiabao, que sus países deberían trabajar en forma cooperativa para lograr un crecimiento económico más equilibrado, en medio de crecientes tensiones bilaterales por el yuan y el comercio.

El encuentro de ambos líderes, en el marco de la asamblea general de Naciones Unidas, se produjo en momentos en que los legisladores estadounidenses están más cerca que nunca de tomar medidas para castigar a China por lo que consideran una manipulación cambiaria para favorecer a sus exportadores.

Tras calificar a Wen como un socio destacado, Obama sólo dijo que Estados Unidos y China tenían más trabajo que hacer para lograr el crecimiento económico equilibrado al que ambos países aspiran, sin hacer mención al yuan en sus primeras declaraciones a la prensa antes de una reunión a puertas cerradas entre ambos mandatarios.

“Si bien la economía mundial está creciendo nuevamente, pienso que será muy importante que tengamos discusiones francas (…), que trabajemos cooperativamente para alcanzar el crecimiento económico equilibrado y estable que es tan importante”, afirmó el mandatario estadounidense.

Wen dijo al presidente que creía que todas las diferencias entre Estados Unidos y China podrían ser resueltas a través del diálogo.

El primer ministro chino había adoptado una postura defensiva el miércoles sobre las políticas chinas, rechazando de plano cualquier lazo entre el nivel del yuan, conocido también como renminbi, y el déficit comercial estadounidense.

“La principal razón para el déficit comercial de Estados Unidos con China no es el valor del renminbi, sino la estructura de comercio y la inversión entre ambos países”, dijo el líder chino en un encuentro ante ejecutivos estadounidenses en Nueva York.

El encuentro se produjo después de que una comisión de la Cámara de Representantes programara una votación para el viernes en la que tratará un proyecto legislativo que consideraría la moneda china como “subvaluada”, permitiendo al Departamento de Comercio imponer aranceles para compensar los efectos del bajo valor de la divisa.

Críticos dentro y fuera del Congreso dicen que China deliberadamente subvalúa su moneda entre un 25 y un 40 por ciento para dar a las compañías chinas una ventaja comercial injusta, perjudicando las exportaciones estadounidenses y su mercado laboral.

Obama señaló el lunes que China no ha hecho lo suficiente para elevar el valor del yuan, manteniendo la dura retórica de Washington sobre la política monetaria china a seis semanas de unas elecciones legislativas que estarán centradas en la economía del país.

Rechazando la presión estadounidense, Wen dijo que una apreciación del 20 por ciento del yuan, como piden los legisladores estadounidenses, podría causar muchas bancarrotas en el sector exportador chino, en el que las firmas operan con márgenes estrechos.

“Las condiciones para una apreciación importante del renminbi no existen”, dijo Wen, y agregó que la apreciación de la moneda china exigida por los legisladores estadounidenses no devolvería puestos de trabajo a Estados Unidos porque las compañías de este país ya no elaboran productos con mano de obra intensiva.

Las perspectivas en el Senado, que también debe aprobar el proyecto, son inciertas. Senadores clave han dicho que los plazos son muy ajustados, pues varios legisladores abandonarían Washington en unas semanas para dedicarse a hacer campaña electoral.

El Departamento del Tesoro estadounidense dijo que “examinaría cautelosamente” cualquier propuesta que se discuta en el Congreso.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta