Euro cae por poca confianza en Irlanda

El euro caía el jueves al persistir las dudas sobre la capacidad de pago de Irlanda, temores que dejaban en un segundo plano los intentos del G-20 por suavizar las tensiones cambiarias y conseguir un compromiso para un crecimiento económico más equilibrado.

Irlanda lucha por probar que no necesita un rescate al estilo de Grecia para reducir el peor déficit presupuestario en Europa. El gobernador del banco central irlandés dijo el miércoles que un enorme programa de recapitalización bancaria no había logrado tranquilizar a los inversionistas.

Los diferenciales de rendimientos de los bonos irlandeses a 10 años respecto a los papeles de referencia alemanes subían a máximos históricos, ante las preocupaciones de que Irlanda deba pedir un rescate, lo que obligó a los inversionistas en deuda a absorber las pérdidas.

El euro cedió hasta un 0,8 por ciento a 1,3656 dólares. La moneda, que luego repuntaba levemente a 1,3679 dólares, también se depreciaba frente a la libra esterlina, el yen y el franco suizo.

El alza en los rendimientos de la deuda irlandesa y la baja en las tasas de la deuda alemana producto de la búsqueda de activos seguros se produce cuando los rendimientos en Estados Unidos están al alza tras datos económicos mejores a los esperados.

Esto ha devuelto, al menos temporalmente, el atractivo al dólar, que subió por encima de 82 yenes esta semana por primera vez desde octubre. En la sesión del jueves, cotizaba estable a 82,26 yenes.

No obstante, aún se mantiene la incertidumbre sobre el futuro del dólar en el mediano plazo, especialmente después de que la Reserva Federal dijo que comprará unos 105.000 millones de dólares en bonos del Tesoro estadounidense en los próximos 30 días.

El feriado en Estados Unidos por el Día de los Veteranos, que determinaba el cierre de algunos mercados, mantenía el volumen moderado en las plazas abiertas.

La última emisión de deuda de Portugal de este año tuvo una sólida demanda el miércoles, pero a un alto precio, debido a la persistente presión sobre los países de la periferia de la zona euro.

En Seúl, los líderes del Grupo de las 20 economías desarrolladas y emergentes iniciaron sus discusiones sobre los desequilibrios económicos globales y cambiarios. Los negociadores discutían el tono de un comunicado esperado para el viernes, el que no sería muy distinto al acuerdo de ministros de Finanzas del mes pasado.

El ex presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan dijo al diario Financial Times que Estados Unidos está desarrollando una política de debilitar al dólar, pero el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, reaccionó diciendo a CNBC Washington que “nunca haría eso”.

Deja una respuesta