Cobre cae por inversores nerviosos por demanda

Los precios del cobre se debilitaron el viernes, revirtiendo ganancias previas en un mercado volátil, debido a que la medida de China de elevar sus encajes bancarios y los problemas de deuda de Irlanda avivaron los temores de inversores sobre la perspectiva de demanda.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) cerró a 8.404 dólares la tonelada desde 8.425 al cierre del jueves.

El metal tocó un mínimo de sesión de 8.320 dólares la tonelada y un máximo de 8.521 dólares.

Para la semana, el metal cayó 2,4 por ciento en su mayor pérdida semanal desde mediados de agosto.

En Estados Unidos, el cobre para entrega en diciembre subió 25 centavos a 3,835 dólares la libra.

China ordenó el viernes a los bancos y otros entes prestamistas del país a elevar las reservas que guardan en el banco central por segunda vez en dos semanas, al intensificar su lucha por retirar el exceso de dinero en la economía antes de que la inflación se dispare.

El cobre marcó un récord de 8.966 dólares la semana pasada, pero el nerviosismo acerca de la zona euro y las preocupaciones por el ajuste de la política económica china provocaron una fuga de las posiciones de riesgo.

Los temores sobre Irlanda están disminuyendo después de que el jefe de su banco central dijo que él prevé que Dublín recibirá decenas de miles de millones de euros en créditos de sus socios europeos y el Fondo Monetario Internacional.

El euro estaba estable contra el dólar, con la divisa estadounidense registrando pocos cambios frente a una cesta de monedas.

Por el lado del suministro, el sindicato de trabajadores de la mina de cobre Los Pelambres de la chilena Antofagasta firmó por anticipado un nuevo contrato colectivo, dijo a Reuters el jueves un líder sindical, advirtiendo la posibilidad de una huelga en el quinto depósito de metal del país.

Mientras, la minera Collahuasi en Chile aseguró el viernes que su plan de reintegro de trabajadores en huelga es “exitoso ” y supera los seis funcionarios que más temprano había informado el sindicato en una paralización que ya suma 15 días.

Entre otros metales, el níquel cerró a 21.850 dólares la tonelada, sin cambios respecto al jueves.

El aluminio operó a 2.264 dólares frente a 2.305, el plomo a 2.277 contra 2.315, el estaño a 25.000 contra 25.100 y el zinc a 2.160 desde 2.187.

Deja una respuesta