Japón comprará deuda zona euro, Portugal niega rescate

Japón se comprometió el martes a comprar bonos de la zona euro este mes como muestra de apoyo a Europa en su lucha contra una crisis de deuda, mientras Portugal resistía la presión del mercado y de sus socios para que pida un rescate.

El ministro de Finanzas portugués, Fernando Teixeira dos Santos, dijo que su país estaba haciendo todo lo posible por evitar un humillante rescate financiero de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, ya otorgado a Grecia e Irlanda, y que Lisboa aún estaba pagando tasas de interés relativamente bajas.

Sin embargo, una consejera del banco central lusitano, Teodora Cardoso, dijo que sería mejor para Lisboa pedir financiamiento internacional, saliéndose de la línea planteada por los líderes políticos.

Los rendimientos de los bonos portugueses a 10 años se mantenían por sobre el 7 por ciento el martes, un nivel considerado en general como insostenible, pese a la intervención del Banco Central Europeo, que salió a comprar esa deuda el lunes, según operadores.

El ministro de Finanzas de Japón, Yoshihilo Noda, dijo a periodistas que Tokio está evaluando usar sus reservas en euros para comprar alrededor del 20 por ciento de los bonos calificados “AAA” que emitirá conjuntamente la zona euro para recaudar fondos en ayuda de Irlanda.

La oferta japonesa se produce después de que China reafirmara su compromiso de comprar deuda española. Los analistas señalaron que reflejaba las preocupaciones de Tokio por el impacto de la crisis en su economía dependiente de las exportaciones y en un intento por reinsertarse en la escena global.

Un alto asesor del banco central de China, sin embargo, dijo en una entrevista a Reuters que Pekín debería comprar con seguridad, por lo que prefería la deuda garantizada conjuntamente por la zona euro que los bonos más riesgosos emitidos por estados miembros como España y Portugal.

“En principio, apoyamos al euro, pero también debemos asegurarnos de que nuestras inversiones sean seguras y generen beneficios”, dijo Yu Yongding, un renombrado economista de la Academia China de Ciencias Sociales, institución asesora del Gobierno.

“No es lo mismo si compramos deuda nacional o del fondo de estabilidad. Creo que es mucho más seguro si compramos del fondo, que tiene una calificación de ‘AAA'”, agregó.

Estimaciones extraoficiales descritas por un alto funcionario de la UE como creíbles sugieren que China tiene más del 7 por ciento de la deuda pública circulante de la zona euro, en su mayoría a través de su Administración Estatal de Moneda Extranjera (SAFE) y fondos de riqueza soberana.

La Unión Europea creó el fondo EFSF de 440.000 millones de euros como una red de seguridad para aquellas naciones de la zona euro muy endeudadas, pero no pudo frenar las apuestas de los inversionistas a más rescates.

Saliéndose de la línea planteada por las autoridades europeas, que han insistido en que los nuevos rescates no son inevitables, el ministro de Finanzas finlandés, Jyrki Katainen, dijo el martes que Irlanda podría no ser el último país en pedir ayuda.

Katainen agregó a un canal de televisión local que Lisboa necesitaba actuar decididamente para calmar a los mercados, aunque declinó afirmar si ya se realizaban conversaciones para entregar préstamos a Portugal.

“Portugal ya anunciado muchas medidas, pero sería bueno revisar qué más podría hacer”, dijo al canal MTV3.

Consultado sobre un reporte de Reuters de que Alemania, Francia, Finlandia y otros países de la zona euro estaban presionando a Portugal para que pidiera asistencia con el fin de evitar el contagio a España, Katainen dijo: “no puedo comentar sobre acciones de otros países (…) ya que los rumores crean nuevos rumores”.

El anuncio de Japón impulsó brevemente al euro hasta los 1,2992 dólares en la plataforma EBS desde los cerca de 1,2925 dólares, pero luego volvió a sus niveles de cierre del lunes en Europa.

Fuente: Agencias

Deja una respuesta