Producción de Japón se desploma por terremoto

La producción industrial de Japón cayó a un ritmo inédito en marzo, pero los manufactureros esperan que la producción repunte en los próximos meses, un indicio de que las fábricas podrían recuperarse antes de lo esperado tras sufrir los desastrosos terremoto y tsunami.

No obstante, la utilización de la capacidad instalada podría seguir baja dado que las compañías tratan de ahorrar energía ante la crisis de suministro eléctrico que se prevé para los meses del verano boreal, lo que intranquiliza a las empresas del exterior que dependen de los productos japoneses.

El Banco de Japón mantuvo su política monetaria sin cambios el jueves, tras duplicar un programa de compra de activos poco después de que ocurriera el desastre para apoyar la economía y crear préstamos especiales para los bancos de las zonas afectadas por el sismo.

El banco central tiene la opción de aumentar sus compras de activos para ayudar a la economía, pero gran parte de la carga recaerá en el Gobierno y su plan detallado para reconstruir las áreas dañadas, impulsar la infraestructura manufacturera y asegurar un suministro estable de electricidad.

La producción industrial se desplomó un 15,3 por ciento en marzo, más que lo previsto por la mediana de estimaciones del mercado de un descenso del 11 por ciento y superó la anterior caída récord ocurrida durante la crisis suscitada por la quiebra del banco estadounidense Lehman en el 2009, según datos del Ministerio de Economía, Comercio e Industria.

Pero los manufactureros consultados por el ministerio esperan que la producción crezca un 3,9 por ciento en abril y un 2,7 por ciento en marzo, según los datos del jueves.

Un sondeo privado mostró que la actividad manufacturera se contrajo en abril, cayendo a un mínimo de dos años tras el desastre del mes pasado que dañó fábricas e interrumpió las cadenas de suministro.

En un reflejo del empeoramiento del ánimo tras el terremoto, el gasto de los hogares descendió un récord del 8,5 por ciento interanual en marzo, más que lo previsto de un descenso del 6,4 por ciento.

Fuente: Reuters

 

Deja una respuesta