Materias primas se derrumban por liquidación

Los mercados de las materias primas fueron embestidos por una ola vendedora el jueves, debido a que la preocupación por la economía de Estados Unidos y el temor a que inversores hayan elevado demasiado los precios alentaron la mayor corrección en más de dos años.

En una caída similar a la vista a fines del 2008, el crudo Brent cayó 10,39 dólares por barril, el gas natural perdió más de un 6 por ciento y el índice de materias primas Reuters-Jefferies CRB descendió casi un 5 por ciento, cediendo más de la mitad de sus ganancias en lo que va de este año.

Incluso los metales preciosos fueron golpeados, con la plata perdiendo más de un 10 por ciento después de haber tocado un máximo histórico de casi 50 dólares la onza el jueves pasado.

El metal ahora se encamina a su mayor retroceso semanal en casi 30 años.

En tanto, el oro perdió un 3,2 por ciento.

La debilidad del dólar y una política monetaria flexible en Estados Unidos habían ayudado a impulsar a muchas materias primas que cotizan en dólares a máximos de varios años en los últimos meses.

El índice del dólar cayó esta semana a su menor nivel desde julio del 2008. McGillivray de Great Pacific Wealth consideró el alza del dólar del jueves como un resurgimiento que podría revertirse si la desaceleración de la recuperación económica genera otra ronda de estímulo financiero de la Reserva Federal de Estados Unidos.

El impacto potencialmente alcista del débil dólar sobre las materias primas puede ser contrarrestado por una desaceleración del crecimiento de la mayor economía del mundo.

Analistas de Goldman Sachs, que el mes pasado dijeron que la escalada parecía exagerada, dijeron que el impacto del alza de las materias primas comenzó a afectar a la economía estadounidense.

Los futuros de crudo Brent para junio terminaron con una baja de 10,39 dólares, o un 8,57 por ciento, a 110,80 dólares por barril, el cierre más débil desde el 16 de marzo.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para entrega en junio bajó 9,44 dólares, o un 8,64 por ciento, a 99,80 dólares por barril, con operaciones entre 99,35 y 109,38 dólares. El contrato cayó por cuarto día consecutivo.

Los economistas refieren que la economía puede lidiar con los precios del petróleo a sus actuales niveles.

No obstante, la ola vendedora del mercado ha cobrado fuerza ante la evidencia y las percepciones de que los precios de la gasolina a 4 dólares por galón en Estados Unidos están cambiando los hábitos de los conductores en ese país, el mayor consumidor mundial del combustible.

La plata al contado cayó hasta un 11 por ciento a un mínimo de seis semanas de 34,58 dólares la onza, una baja de casi un 30 por ciento en lo que va de la semana.

El oro al contado perdió un 3,2 por ciento, a 1.467,69 dólares la onza.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cayó a 8.820 dólares desde los 9.124 dólares de la sesión anterior. En Nueva York, el cobre para julio se hundió 13,60 centavos, o un 3,3 por ciento, a 3,9980 dólares por libra.

El estaño era el mayor perdedor en el complejo de metales básicos, al hundirse más de un 7 por ciento, a 28.500 dólares por tonelada, su nivel más bajo desde marzo. El metal terminó la jornada en 28.900 dólares.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta