Inflación subyacente zona euro sube, augura más alzas tasas BCE

La inflación de la zona euro se aceleró en abril debido a los costos de la energía, pero los precios subyacentes también treparon, lo que confirma las preocupaciones del BCE sobre los crecientes riesgos inflacionarios y augura más alzas de tasas de interés.

La oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, dijo el lunes que los precios del consumidor en los 17 países que usan el euro subieron un 0,6 por ciento mensual. También confirmó su estimación preliminar de un alza del 2,8 por ciento interanual, por encima del 2,7 por ciento en marzo.

Si se excluyen los volátiles precios de la energía y los alimentos no procesados, la inflación subyacente observada por el Banco Central Europeo (BCE) llegó al 0,5 por ciento mensual y a un 1,8 por ciento interanual, por sobre el 1,5 por ciento en 12 meses a marzo y del 1,1 por ciento a febrero.

El BCE elevó sus tasas de interés en abril a un 1,25 por ciento desde un 1,0 por ciento, debido a las crecientes presiones inflacionarias. Los economistas esperan que la eleve al menos dos veces más este año, con la próxima alza probablemente en julio.

El banco central quiere mantener la inflación levemente por debajo del 2 por ciento en el mediano plazo, pero los expertos prevén que la inflación general seguirá subiendo desde sus niveles actuales.

Eurostat dijo en abril que el precio del combustible para el transporte sumó 0,56 puntos porcentuales a la inflación general anual, el combustible de calefacción agregó 0,21 puntos, la electricidad aportó 0,12 puntos y el gas, 0,09 puntos.

Los precios de los alimentos, alcohol y tabaco treparon un 0,2 por ciento en el mes y un 2,2 por ciento anual.

Eurostat dijo que la zona euro tuvo un superávit comercial mayor al esperado de 2.800 millones de euros en marzo, frente a las expectativas de un saldo positivo de 1.500 millones, aunque las exportaciones crecieron un 16 por ciento interanual y las importaciones, un 17 por ciento.

Si se ajusta por factores estacionales, la balanza comercial tuvo un déficit de 900 millones de euros, dijo Eurostat, ya que los envíos al exterior subieron un 1,1 por ciento mensual y las importaciones, un 0,3 por ciento.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta