Signos desaceleración mundial se fortalecen, pesa crisis deuda

El crecimiento del sector privado de la zona euro prácticamente se paralizó este mes, mientras que la actividad fabril de China se contrajo por primera vez en un año, según sondeos divulgados el jueves, profundizando las evidencias de una fuerte desaceleración de la economía global.

Los sondeos fueron publicados justo antes de que los líderes europeos se reunieran en una cumbre para afinar un segundo rescate a Grecia y aliviar los temores a una moratoria griega.

En una nueva señal de que el crecimiento económico se está ralentizando, el índice Markit de gerentes de compras (PMI, por su sigla en inglés) del sector manufacturero del bloque de 17 países prácticamente se detuvo en julio, al tiempo que el sector de servicios creció a su menor velocidad en 22 meses.

La crisis de deuda, que hasta el minuto ha llevado a Grecia, Irlanda y Portugal a buscar rescates, no muestra indicios de perder impulso, elevando los temores en las últimas semanas de que Italia y España caigan en ella también.

Pero Francia y Alemania llegaron a una postura común sobre un segundo rescate a Grecia en la tarde del miércoles, antes de la cumbre del jueves en Bruselas, complementario al rescate por 110.000 millones de euros (156.000 millones de dólares) otorgado a Atenas en mayo del año pasado.

Se espera que el plan incluya nuevos préstamos de emergencia para Atenas de Gobiernos de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional, además de un posible rango de nuevas medidas de austeridad que ya frenaron el crecimiento en toda la región.

El PMI del sector de servicios de la zona euro bajó a 51,4 desde 53,7 en junio, su peor nivel desde septiembre de 2009 y lejos de las previsiones de un sondeo de Reuters de 53,0. No obstante, el índice se ha mantenido por sobre los 50 puntos que dividen el crecimiento de la contracción por casi dos años.

El sector manufacturero registró una caída similar a 50,4 desde 52,0 en junio, la peor cifra desde septiembre del 2009, y frente a una previsión de 51,5.

“No hay duda de que la caída libre de los PMI en los últimos tres meses es una sorpresa negativa. Creemos que los factores externos siguen siendo predominantes, en particular la actual desaceleración del ciclo fabril global, como muestran los mayores indicios de debilidad en China esta mañana”, indicó Marco Valli de UniCredit.

El sector fabril de China disminuyó por primera vez en un año durante julio y a su mayor ritmo desde marzo del 2009, con el endurecimiento monetario y la lenta demanda global pesando sobre la economía, según el PMI chino de HSBC.

La producción del sector manufacturero de la zona euro, que lideró gran parte de la recuperación del bloque, se encogió por primera vez en dos años, con el índice cayendo a 49,5 desde 52,5, su nivel más bajo desde julio del 2009.

Las fábricas también vieron una caída en los pedidos iniciales durante el segundo mes, con el índice cayendo a 47,6 desde 49,8, su lectura más baja desde junio del 2009.

Una divulgación anterior desde Alemania, la mayor economía de Europa, mostró que su PMI compuesto sufrió la mayor caída mensual desde fines del 2008, desplomándose a 52,2 desde los 56,3 de junio.

En Francia, el índice compuesto cayó a un mínimo de 23 meses de 52,8 desde el 54,9 de junio.

Los sombríos índices apuntan a que el PMI compuesto de la zona euro, una medida mayor del sector privado que combina los datos de servicios y manufacturas, colapsó a 50,8 desde un 53,3, muy por debajo de las expectativas de un 52,6.

El índice compuesto suele ser utilizado como una guía para el crecimiento y Markit señaló que si los PMI seguían en los niveles actuales, no habría expansión económica en el tercer trimestre.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta