Obama dice que tiempo se acaba para acuerdo deuda EEUU

A sólo cuatro días de que el Gobierno de Estados Unidos se quede sin fondos para pagar sus compromisos, el presidente Barack Obama llamó a republicanos y demócratas a detener las peleas y hallar una manera de “salir de este caos”.

Obama dijo que un plan de reducción de deuda planteado por el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, sería rechazado en el Senado que controlan los demócratas y que simplemente se estaba perdiendo tiempo.

El presidente instó a los legisladores a alcanzar un compromiso y dijo que ambos partidos no estaban tan lejos para acordar recortes de gasto.

“Hay una infinidad de maneras de salir de este caos, pero estamos casi fuera de tiempo”, afirmó, advirtiendo que la máxima calificación crediticia “AAA” de la deuda del país estaba en riesgo.

Estados Unidos será incapaz de tomar más deuda para pagar sus cuentas si el Congreso no eleva el límite de deuda el 2 de agosto. Eso podría generar una moratoria sin precedentes que podría llevar a la ya frágil economía de vuelta a la recesión.

Los temores por la salud de la economía estadounidense se reforzaron el viernes, luego de que un reporte oficial informó un crecimiento más débil de lo esperado en el segundo trimestre, elevando el riesgo de una depresión.

Las palabras de Obama se escucharon mientras los líderes republicanos discutían para rescatar su propio plan de deuda, que fue puesto en duda el jueves en la noche cuando algunos de los más conservadores del partido rechazaron el proyecto de Boehner.

El fracaso del republicano más importante del Congreso dejó al descubierto la fisura que existe en su partido, que podría complicar los esfuerzos para alcanzar un compromiso con el fin de elevar el techo de la deuda antes del plazo fatal del martes.

Líderes mundiales están atónitos ante la polémica de Washington que ha llevado a Estados Unidos al borde de la moratoria.

El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, dijo el viernes que Estados Unidos estaba jugando con fuego.

El mayor acreedor de Estados Unidos, China, ha instado muchas veces a Washington a proteger sus inversiones en dólares y su agencia estatal de noticias dijo el viernes que Estados Unidos había sido “secuestrado” por una política “peligrosamente irresponsable”.

Los inversionistas han estado apostando por semanas a que Washington elevará el techo de la deuda a última hora, pero con el plazo fatal a sólo cuatro días, los mercados ya están demasiado temerosos.

El dólar se hundió a un mínimo histórico contra el franco suizo debido a este problema y al pobre crecimiento económico del país. En los mercados de crédito de corto plazo, los inversionistas abandonaron sus tenencias por las mismas preocupaciones, llevando las tasas de la deuda del Tesoro que vence en agosto a máximos de seis meses.

La inacción de la Cámara baja llevó al líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, a advertir que el país no podía esperar más y prometió que tomará las medidas para llevar adelante una ley en la Cámara alta.

Reid también instó al líder republicano del Senado, Mitch McConnell, a trabajar de inmediato con él en un compromiso que pueda ser promulgado antes del 2 de agosto.

En todo caso, Reid aseguró que no aceptará un incremento del límite de la deuda de corto plazo, como lo plantea el proyecto de Boehner, y afirmó que el plan demócrata extendería la autoridad de endeudamiento del país hasta marzo del 2013.

Con apenas cuatro días de plazo, el Tesoro ha dicho que revelará un plan de emergencia que explique cómo funcionará el Gobierno y pagará sus obligaciones si el Congreso no aprueba elevar el límite legal de endeudamiento de los actuales 14,3 billones de dólares.

Pero ese anuncio no aparecerá al menos hasta que los mercados cierren el viernes.

La Cámara baja, con mayoría republicana, tratará de aprobar el viernes un proyecto revisado para subir el techo de la deuda del país en el corto plazo, dijo a la prensa un dirigente republicano.

El presidente de la Comisión de Normas de la Cámara baja, David Dreier, dijo que el proyecto reformulado incorporaría requisitos más severos para que el Congreso apruebe una reforma constitucional de presupuesto equilibrado.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta