Economía de EE.UU. suma 117.000 empleos el mes pasado

El crecimiento del empleo en Estados Unidos se aceleró más de lo esperado en julio, debido a que el sector privado intensificó la contratación de personal, un hecho que podría aliviar los temores a que la economía resbala hacia una nueva recesión.

El informe de las nóminas no agrícolas mostró la creación de 117.000 empleos el mes pasado, dijo el viernes el Departamento de Trabajo, por encima de las expectativas del mercado que proyectaban la creación de 85.000 puestos de trabajo.

La tasa de desempleo, en tanto, bajó al 9,1 por ciento desde el 9,2 por ciento de junio, pero eso fue principalmente resultado de gente que abandonó la fuerza laboral.

Las cifras del empleo en mayo y junio fueron revisadas para mostrar 56.000 puestos de trabajo más de lo reportado preliminarmente.

El informe representó el primer reporte económico alentador en las últimas semanas.

Temores a que la economía de Estados Unidos pueda estar regresando a una recesión, combinados con la incapacidad de Europa de contener una crisis de deuda que amenaza con extenderse, han golpeado a los mercados financieros.

Las acciones estadounidenses sufrieron el jueves su peor desplome en dos años. Pero el viernes, tras los datos de empleo, las acciones en Wall Street subían y los precios de los bonos del Tesoro caían, mientras que el dólar reducía sus pérdidas contra el yen.

Los funcionarios de la Reserva Federal examinarán detenidamente el informe laboral cuando se reúnan el martes, pero no se espera que anuncien nuevas medidas para respaldar la vacilante recuperación.

El banco central de Estados Unidos ha recortados a cero sus tasas de interés e invertido 2,3 billones de dólares en la compra de bonos y otros valores. Las autoridades monetarias han dicho que quieren evaluar el comportamiento de la economía antes de tomar nuevas decisiones.

Todos los avances del empleo de junio provinieron del sector privado, donde las nóminas se incrementaron en 154.000, una aceleración desde la cifra de 80.000 de junio y más que los 115.000 que esperaban los economistas.

Las nóminas del Gobierno bajaron en 37.000 en julio, en el noveno mes seguido de pérdidas de empleo en el sector público.

La caída se debió principalmente a un cierre de las operaciones del Gobierno en Minnesota que dejó a miles de empleados públicos sin pagos durante el periodo en que se realizó la encuesta para el informe de las nóminas no agrícolas.

Con la amenaza de recortes al presupuesto a nivel del Gobierno federal, y con los gobiernos estatales y locales apretando sus cinturones de gasto, la carga sobre la creación de empleos recae en el sector privado.

Dentro del sector privado, buena parte del aumento se concentró en el sector de servicios.

La ayuda temporal -un precursor de la contratación permanente- repuntó modestamente tras haber caído durante tres meses consecutivos.

Las nóminas manufactureras subieron en 24.000 tras un aumento de 11.000 en junio. Buena parte de los avances en el empleo provino del sector automotor. El empleo en la construcción se incrementó en 8.000 puestos tras caer en 5.000 en junio.

Fuente: Agencias

Deja una respuesta