Moody’s rebaja calificación de deuda a Japón

Moody’s Investors Service recortó el miércoles la calificación de la deuda soberana del Gobierno de Japón en un escalón a “Aa3”, debido a su acumulación de deuda desde la recesión global del 2009 y frecuentes cambios en el Ejecutivo nipón que han entorpecido las estrategias económicas.

Japón se apresta a elegir a su sexto primer ministro en cinco años y reemplazar al impopular Naoto Kan, criticado por su respuesta al terremoto y tsunami de marzo y la consecuente crisis nuclear en una planta de energía.

La rebaja, pese a no ser inesperada, sirvió como un nuevo recordatorio de las enormes deudas que casi todas las economías avanzadas del mundo cargan, mientras las autoridades luchan por hallar maneras de estimular su bajo crecimiento económico sin elevar mucho el gasto.

Estados Unidos perdió la máxima calificación crediticia “AAA” por parte de Standard & Poor’s a inicios de mes y Moody’s advirtió en junio que podría rebajar a Italia y a los países envueltos en la crisis de deuda soberana de Europa.

La nueva nota de Moody’s sobre la deuda nipona está tres niveles por debajo del codiciado estatus “AAA”, que Tokio perdió en 1998. No obstante, el país sigue siendo considerado de alto grado de inversión.

Japón se encuentra ahora al mismo nivel que China, que sobrepasó el año pasado a la economía nipona para convertirse en la segunda más grande del mundo, y un escalón por debajo de Italia y España.

“Durante los últimos cinco años, los frecuentes cambios en los gobiernos (de Japón) han impedido que se implementen estrategias económicas y fiscales de largo plazo como políticas durables y efectivas”, dijo Moody’s.

Moody’s había advertido en mayo que podría rebajar la calificación Aa2 de Japón debido a preocupaciones por sus débiles perspectivas de crecimiento y su floja respuesta política para lidiar con la creciente deuda pública, que ahora duplica en tamaño su Producto Interno Bruto de 5 billones de dólares.

El ministro de Finanzas, Yoshihiko Noda, se abstuvo de comentar directamente sobre la rebaja de Moody’s, pero declaró que “subastas recientes de bonos soberanos japoneses han recibido una demanda favorable y no veo un cambio en la confianza de los mercados en los bonos”.

El ministro tiene una postura fiscal conservadora y recientemente presentó su candidatura para suceder a Kan en el liderazgo del país.

Analistas dijeron que la rebaja no era una sorpresa y los mercados financieros apenas reaccionaron.

“Yo esperaba que la rebaja de calificación ocurriese después de la elección de líder del (gobernante) Partido Democrático de Japón”, dijo Yuuki Sakurai, presidente de Fukoku Capital Management Inc.

“Pero al ver a los candidatos, parece que ninguno de ellos abordaría seriamente una reforma financiera, así que por eso Moody’s recortó su calificación”, agregó.

Los riesgos de una mejora o una rebaja de nota están equilibrados, pero se necesitará un cambio muy importante para que la agencia calificadora vaya en cualquier dirección, afirmó Tom Byrne, vicepresidente de Moody’s, a reporteros.

Un acuerdo previo para elevar los impuestos y cubrir los costos de la seguridad social fue un buen inicio en aras de la consolidación fiscal, pero la mejor probabilidad de éxito es que haya un Gobierno estable, agregó Byrne.

El próximo líder nipón deberá enfrentar una montaña de desafíos, entre ellos la escalada del yen, crear una política energética tras la crisis nuclear, la reconstrucción tras el tsunami, la reducción de la deuda pública y asumir los costos de una sociedad envejecida.

Los desastres de marzo hicieron que la economía volviera a la recesión y la fortaleza de una esperada recuperación este año se está viendo opacada por una débil demanda nacional y global, además de los recientes avances del yen, que amenaza la competitividad de las exportaciones nacionales.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta