Fed ve riesgos de Europa, algunas mejoras en EEUU

La Reserva Federal apuntó a la turbulencia que estremece a Europa como un gran riesgo para la economía de Estados Unidos, dejando la puerta abierta a un alivio adicional en su política monetaria, aunque destacó cierta mejora en el mercado laboral estadounidense.

El banco central estadounidense dijo que la economía del país se expande moderadamente pese a la aparente desaceleración del crecimiento global, y sostuvo que se ha registrado “cierta” mejora en el mercado laboral aunque el desempleo se mantiene alto y el sector vivienda deprimido.

“Tensiones en los mercados financieros globales continúan representando riesgos significativos para el panorama económico”, dijo la Fed, al referirse a las presiones que se derivan de la crisis de deuda de la zona euro.

Los precios de las acciones estadounidenses y de los bonos del Gobierno frenaron su avance mientras que el dólar subió contra el euro tras el anuncio de la Fed.

El comunicado del banco central, difundido tras un encuentro de un solo día, tuvo pocos cambios frente al anuncio que hizo la Fed tras su reunión de noviembre y sólo tocó ligeramente las aparentes mejoras en el desempeño de la economía.

La Fed no ofreció nuevas guías sobre su política comunicacional y reiteró que esperaba que la inflación se mantenga sobre el nivel, o por debajo, consistente con su mandato para la estabilidad de precios.

Por segunda ocasión consecutiva, el presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans, se opuso a la decisión de mantener la política estable, señalando que favorecía un alivio adicional ahora.

La Fed ha mantenido sus tasas de interés cerca de cero desde diciembre del 2008 y ha comprado 2,3 billones de dólares en bonos en un intento adicional por estimular una recuperación más sólida.

Funcionarios de la Fed están divididos entre quienes piensan que el alto desempleo y el lento crecimiento exigen más medidas y otros que ven los ya agresivos esfuerzos del banco central como una peligrosa invitación a la inflación.

Algunos funcionarios influyentes, entre ellos la vicegobernadora Janet Yellen, han sugerido que deberían inclinarse hacia medidas adicionales si el crecimiento no logra recuperarse.

Reportes recientes sobre la economía estadounidense apuntan a una cierta mejoría. La tasa de desempleo cayó a un 8,6 por ciento en noviembre y los consumidores entraron a la temporada de compras navideñas con sus billeteras abiertas.

Justo cuando la Fed comenzaba su encuentro, el Gobierno dio a conocer que las ventas minoristas subieron un 0,2 por ciento en noviembre, menos de lo esperado.

La mayor economía del mundo se expandió a una tasa anual de un 2,0 por ciento en el tercer trimestre, su ritmo más rápido en un año. Los expertos esperan que el crecimiento supere el 3 por ciento en los últimos tres meses del año.

Sin embargo, analistas dicen que la fortaleza relativa de su recuperación se debe en parte a un rebote, tras el debilitamiento de comienzos de año por los desastres naturales en Japón y los altos precios del petróleo.

Ellos advierten que regresar a un crecimiento más débil es posible, particularmente cuando los problemas en Europa comiencen a pesar más.

La Fed ha venido discutiendo una posible adopción de una meta explícita de inflación para dar garantías a los mercados de que no permitirá que los precios suban pese a parecer priorizar el crecimiento económico.

Pero muchos analistas creen que esperará hasta el encuentro del 24 y 25 de enero para anunciar nuevas iniciativas.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta