EEUU crea menos empleos de lo esperado en junio

La economía estadounidense creó menos empleos de lo esperado en junio, lo que eleva las probabilidades de que la Reserva Federal lance nuevas medidas de estímulo, al tiempo que complica las posibilidades de reelección del presidente Barack Obama.

El Gobierno informó el viernes de que en junio se crearon 80.000 empleos netos, menos que los 90.000 esperados por los analistas consultados por Reuters, aunque más que los 77.000 abiertos en mayo, según cifras revisadas.

La creación de empleos de junio no fue suficiente para lograr un descenso de la tasa de paro, que se mantuvo estable en un 8,2 por ciento. El informe parece sugerir que la crisis de deuda europea está impactando en la economía estadounidense.

Mitt Romney, el contendiente republicano que busca derrotar a Obama, está centrando su campaña en la debilidad del mercado laboral que ha afectado a la presidencia de Obama.

Los detalles del informe son preocupantes. El Gobierno dijo que la economía creó 1.000 empleos menos durante abril y mayo de lo estimado anteriormente.

Estas cifras podrían acercar a la Reserva Federal a tomar nuevas medidas para mantener bajos los costes de endeudamiento y alentar así a que las empresas aumenten sus contrataciones.

Los problemas en Europa acechan a la economía global y sus efectos ya se han hecho sentir en países como China y Brasil. Ahora, amenazan con propagarse a Estados Unidos, donde el lunes se conoció que el sector manufacturero se contrajo por primera vez en casi tres años en junio.

Sin embargo, Europa no es la única amenaza que se cierne sobre el panorama estadounidense. El país enfrenta un posible ajuste fiscal a inicios de 2013 que podría enviar la economía a una nueva recesión.

La creación de empleos promedió 75.000 puestos de trabajo durante el segundo trimestre frente a un promedio de 226.00 en los primeros tres meses del año. Parte de esta desaceleración se debería a que un clima menos frío de lo habitual en el invierno adelantó las contrataciones.

No obstante, la debilidad que se ve en las ventas minoristas y en la confianza del consumidor sugiere que hay algo más de fondo.

La Fed ya hizo más expansiva su política monetaria en su encuentro de junio, pero las últimas cifras económicas generaron especulación sobre la posibilidad de nuevas medidas en su reunión de agosto, aunque algunos economistas son cautos.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta