BCE probablemente recortará las tasas nuevamente este año

La profundización de los problemas económicos de la zona euro ha provocado un fuerte cambio en las proyecciones sobre la tasa de interés del Banco Central Europeo entre los economistas, que ahora creen que la tasa podría bajar a un nuevo mínimo histórico para fines de año, según un sondeo de Reuters.

Hace sólo dos semanas, los economistas pronosticaban que la principal tasa de refinanciamiento del BCE se mantendría en un 0,75 por ciento hasta el 2014.

Desde entonces, la renovada alarma sobre las finanzas gubernamentales españolas y griegas, junto a algunos malos datos económicos, llevaron a varios de los 70 expertos del sondeo a esperar que el BCE flexibilice nuevamente su política monetaria mucho antes de lo previsto.

Aunque sólo siete esperan que el banco central recorte la tasa de refinanciamiento en 25 puntos básicos por segundo mes consecutivo en agosto, el sondeo mostró que una clara mayoría, 44 de 69, espera que lo haga antes del 2013.

“Los argumentos económicos para un mayor alivio de la postura política convencional son convincentes”, dijo Ken Wattret, economista jefe de la zona euro en BNP Paribas, refiriéndose a la reunión del BCE la próxima semana.

“Pero con tan pocas municiones convencionales restantes, el BCE probablemente querrá más tiempo para evaluar la situación”, agregó.

Wattret dijo que esperaba la próxima rebaja en septiembre, en conjunto con la nueva ronda de proyecciones económicas del

BCE.

Ello dejaría al BCE más cerca de las políticas de tasas de interés casi en cero del Banco de Japón y la Reserva Federal estadounidense.

El mes pasado, el BCE rebajó la tasa de refinanciamiento en 25 puntos básicos como se esperaba y también recortó su tasa de depósito a cero, aunque se mantuvo distante de medidas más dramáticas como la compra de bonos gubernamentales.

La mayoría de los pronósticos del último sondeo de Reuters se hicieron basados en la presunción de que la crisis de deuda de la zona euro no se convertirá en la especie de crisis sistémica que vivió el mundo a fines del 2008, cuando el sistema bancario estuvo al borde del colapso.

Los costos de endeudamiento de España han subido en las últimas dos semanas a niveles que analistas dicen no pueden sostenerse por mucho tiempo, y han crecido los temores de que Madrid necesite un rescate soberano completo que la zona euro no puede pagar.

De hecho, la deuda regional, los elevados costos de endeudamiento, un mayor déficit y la falta de confianza del mercado hacen casi imposible que España encuentre los 50.000 millones de euros en fondos que necesita para fines de año sin ayuda externa.

Funcionarios de la Unión Europea revelaron el martes que Grecia tiene pocas esperanzas de cumplir con su rescate internacional, lo que generó más dudas respecto a su futuro en la zona euro.

No era sorprendente entonces que se palpara una sensación de incertidumbre entre los consultados. Ante la pregunta de si el recorte de tasa será para fines de este trimestre, los expertos estaban divididos: 36 dijeron que sí, mientras que 33 dijeron que sería después.

No obstante, 44 esperaban un recorte de tasa para fines de este año.

Entre los díscolos del sondeo, dos pronosticaron que el BCE podría recortar las tasas incluso más, a un 0,25 por ciento el próximo año, uno de ellos sobre la base de un pronóstico de que Grecia abandonará la zona euro.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta