Desempleo en Grecia toca nuevos máximos

La tasa de desempleo de Grecia se elevó a un nuevo máximo en mayo, en un reflejo de cómo las medidas de austeridad tomadas para reducir el déficit y recibir fondos de rescate están golpeando a la economía y amenazando la recuperación.

Los últimos datos divulgados el jueves mostraron que la desocupación escaló a un 23,1 por ciento, y que casi un 55 por ciento de quienes tienen entre 15 y 24 años están fuera del mercado laboral, una situación desesperada que alimentó la popularidad de los partidos que rechazaban los rescates en las elecciones griegas de este año.

Las cifras negativas coincidieron con la noticia de que el Gobierno planea reactivar su reserva laboral para despedir a un máximo de 40.000 funcionarios públicos, en un esfuerzo por conseguir 11.500 millones de euros en ahorros prometidos a los prestamistas internacionales de Grecia.

Funcionarios del Gobierno que mencionaron el esquema afirmaron que Atenas también pretende desvincular a miles de trabajadores temporales mejorando la eficiencia en los ministerios y entidades estatales.

El desempleo en Grecia ya es de alrededor del doble que la tasa promedio de los 17 países de la zona euro y se está acercando al de España, donde la desocupación alcanzó un 24,6 por ciento en el segundo trimestre.

El servicio de estadísticas de Grecia reportó que el desempleo subió a un 23,1 por ciento en mayo respecto al 22,6 por ciento de abril.

“Mi beneficio de desempleo se terminará en unos cuantos meses, espero que el Gobierno mantenga su promesa de extenderlo por otros 12 meses”, dijo Eva Grigoriou, que perdió su trabajo en el sector de comercio minorista.

“No veo una salida al final del túnel si habrá más austeridad. La recuperación está siendo retrasada cada año”, declaró.

ENOJO CON PARTIDOS TRADICIONALES

El marcado deterioro del mercado laboral, sumado a los recortes de salarios y pensiones y al sombrío panorama económico, ha alimentado la ira contra los partidos tradicionales pro rescate que sufrieron grandes pérdidas en dos rondas electorales en mayo y junio.

Los datos mostraron que 1,147 millones de personas estaban oficialmente sin empleo, un 37,2 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado.

Buena parte de las pérdidas de empleos afectaron al sector privado, dado que la mayoría de los empleados del sector público disfrutan del estatus de contrato laboral de por vida.

Otros datos divulgados el jueves indicaron que el sector de la construcción de Grecia, una vez clave para el crecimiento económico, cayó nuevamente en mayo, puesto que la austeridad redujo la demanda de nuevas viviendas.

El servicio de estadísticas griego, ELSTAT, sostuvo que se emitieron un 31 por ciento menos de permisos de construcción de edificios que en mayo del 2011.

El grupo de expertos IOBE espera que la economía griega continúe contrayéndose por quinto año consecutivo en el 2012, y estimó que el producto interno bruto (PIB) se encogerá un 6,9 por ciento.

“La tasa de desempleo podría subir más y registrar un 24 por ciento a partir de septiembre. Nuestra proyección es que para la totalidad del año probablemente promediará un 23,6 por ciento”, indicó Angelos Tsakanikas, economista de IOBE.

La coalición de Gobierno liderada por conservadores busca convencer a los prestamistas internacionales de que está resuelto a encaminar un programa de reformas económicas antes de pedir más tiempo para cumplir con sus objetivos de reducción del déficit, a fin aplicar los recortes necesarios de forma gradual.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta