Índice Nasdaq mantiene presión vendedora

Las acciones de EEUU han estado corrigiendo con fuerza durante la última semana, retrocediendo desde máximos, lideradas por los títulos del sector tecnológico debido a temores en el mercado de que las valoraciones de sus componentes estén exageradas.

A pesar de los últimos retrocesos, el índice tecnológico Nasdaq mantiene intacta su tendencia alcista de largo plazo, con un primer soporte en la zona de los 6.000 puntos y posteriormente en niveles de los 5.800 puntos, por lo que el sesgo alcista sigue intacto mientras el Nasdaq mantenga sus cotizaciones por sobre el piso técnico de los 5.800 puntos, por lo que el ajuste de corto plazo corresponde a un proceso de consolidación normal dentro de un mercado alcista.

A la baja, una caída bajo la zona de los 5.800 puntos podría gatillar una mayor presión vendedora y llevar al índice hacia la zona de los 5.200 puntos.

Los comentarios están cerrados.