Trump cancela abruptamente negociaciones por estímulos hasta después de las elecciones

El presidente de EEUU, Donald Trump canceló el martes las negociaciones con los legisladores demócratas para un paquete de ayuda económica por el coronavirus y recibió reprimendas de parte de Facebook y Twitter por propagar información errónea sobre el coronavirus.

Su tweet finalizando las conversaciones para una nueva ronda de estímulos generó temor en Wall Street, llevando a las acciones a caer hasta un 2% desde sus máximos de sesión.

La medida de Trump generó la inmediata crítica de los legisladores demócratas y al menos un republicano, que dijeron que se necesitaba más para ayudar a millones de personas que han perdido sus empleos en una crisis sanitaria que ha provocado la muerte de más de 210.000 estadounidenses.

Trump regresó a la Casa Blanca luego de tres noches en un hospital militar. Funcionarios dijeron que trabajaba en un espacio de oficina improvisado en la residencia y no en la Oficina Oval, con muy pocos miembros de alto rango con acceso cara a cara.

En su primer gran pronunciamiento político tras su regreso a la Casa Blanca, Trump canceló abruptamente las negociaciones sobre una legislación de alivio por coronavirus hasta después de las elecciones, pese a que los casos del virus aumentan en gran parte del territorio.

“He dado instrucciones a mis representantes para que dejen de negociar hasta después de las elecciones cuando, inmediatamente después de que gane, aprobaremos un importante Proyecto de Ley de Estímulo que se centrará en los estadounidenses trabajadores y las pequeñas empresas”, escribió Trump en Twitter.

“Hoy, una vez más, el presidente Trump mostró su verdadera cara: poniéndose primero a expensas del país, con la total complicidad de los legisladores republicanos del Congreso”, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. “La Casa Blanca está en completo caos”, agregó.

En una llamada con sus compañeros demócratas, Pelosi sugirió que el juicio de Trump se vio afectado por uno de los medicamentos que estaba tomando, el esteroide dexametasona, que normalmente se utiliza en los casos más graves de COVID-19.

“Hay personas que pensaron, que piensan que los esteroides tienen un impacto en su pensamiento”, dijo Pelosi, según una persona que participó en la llamada. El médico de Trump dijo el martes que el presidente no presentó síntomas de COVID-19 y que estaba “extremadamente bien”.

El representante republicano John Katko también criticó la decisión de interrumpir las conversaciones. “Con vidas en juego, no podemos permitirnos detener las negociaciones sobre un paquete de ayuda”, aseguró en Twitter. “Insto firmemente al presidente a que reconsidere esta medida”.

Trump arrojó positivo por coronavirus la semana pasada después de meses de minimizar la mortal infección, y mantuvo dicho mensaje el martes.

“Muchas personas cada año, a veces más de 100.000, y a pesar de la vacuna, mueren de gripe. ¿Vamos a cerrar nuestro país? No, hemos aprendido a vivir con ella, al igual que estamos aprendiendo a vivir con el COVID, que en la mayoría de las poblaciones es mucho menos letal!!!”, escribió el mandatario en Facebook y Twitter.

Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, dijo que la amenaza del COVID-19 era “muy, muy diferente” al alcance de la influenza.

Estados Unidos tiene el mayor número de muertos en el mundo por la pandemia, con más de 210.000 decesos. En comparación, la influenza generalmente mata entre 22.000 y 64.000 personas al año en el país, según estadísticas del gobierno.

Fuente: Reuters

Los comentarios están cerrados.